🏅 Se clausuraron los Juegos Panamericanos

0

La ceremonia de clausura de los XIX Juegos Panamericanos – Santiago 2023 no se realizĂł en el mĂ­tico estadio Nacional, como la de apertura, sino en el estadio Bicentenario de La Florida, que fue inaugurado en 1986 y remodelado completamente en 2008, para ser sede de la Copa Mundial Femenina de FĂștbol Sub 20.

Es propiedad de la comuna de La Florida, aunque fue entregado en comodato al club Audax Italiano. No sĂłlo alberga partidos de fĂștbol sino tambiĂ©n importantes recitales. Hoy sirviĂł para recibir a las delegaciones que participaron en estos Panamericanos.

Toda la ceremonia se basó en la geografía y la cultura chilena, muy especialmente en la cordillera de los Andes y en los ritmos tradicionales que son traspasados de generación en generación, como el chinchín y la cueca, pero no en estado puro sino provocando un diålogo fluido entre la tradición y lo contemporåneo a través de una relectura estética que permita establecer una comunicación directa entre raíz y futuro, siempre destacando la importancia de la diversidad, equidad y el respeto por todos y todas quienes habitan el territorio chileno. La escenografía estuvo inspirada en la cordillera de los Andes y el sol. Se hizo un homenaje a la impactante presencia de la cordillera a lo largo de todo el territorio y se insinuó también su caråcter atemporal, volviéndola testigo del pasado, presente y futuro de la historia.

Con esa mĂșsica de los ritmos tradicionales se iniciĂł la cuenta regresiva, y al llegar esta a cero el cielo se iluminĂł con un show de fuegos artificiales, hecho que, a la espera de que anochezca, retrasĂł en media hora el inicio, pactado en principio para las 20. Luego de ser anunciadas las presencias del presidente de Chile, Gabriel Boric, del de Panam Sports, Neven Ilic y del Ministro del Deporte, Jaime Navarro. IngresĂł la bandera chilena portada por una joven promesa del deporte local, MatĂ­as GonzĂĄlez, quien a los 15 años acaba de ganar la medalla de bronce en Figuras del EsquĂ­ NĂĄutico. En el escenario doce cadetes militares la recibieron, para luego izarla mientras se escuchaban las estrofas del Himno Nacional, entonado por 50 mĂșsicos, 10 de cada una de las 5 Fuerzas Armadas (carabineros, policĂ­a de investigaciones, EjĂ©rcito, Armada y Fuerza AĂ©rea).

Mientras la DJ y bailarina chilena Yeimy Navarro ponĂ­a con su mĂșsica un clima festivo, ingresaron las banderas de las 41 delegaciones que participaron de los Juegos, llevadas por sus abanderados. La bandera argentina, en manos de la esgrimista Isabel Di Tella y el el jugador de voleibol Facundo Conte, abriĂł el tradicional desfile. Por el pasillo principal apareciĂł una nutrida y colorida caravana marchando hacia el escenario, mientras se escuchaba el tema “La Partida”, del cantautor chileno VĂ­ctor Jara.

De repente, la artista Pascuala Ilabaca surgiĂł en el escenario tocando su acordeĂłn con sonidos alegres y vibrantes, entonando su canciĂłn “Por quĂ© se fue la Paloma”. Para finalizar el momento, se sumĂł el conjunto musical Inti Illimani HistĂłrico, y entonaron juntos la festiva canciĂłn “Fiesta de San Benito”.

Uno de los momentos mĂĄs emocionantes de la noche se viviĂł cuando el presidente del ComitĂ© Organizador de los Juegos, Harold Mayne Nichols, y la mascota FiĂș, les entregaron un reconocimiento simbĂłlico a cinco de los voluntarios por su espĂ­ritu de colaboraciĂłn, ya que sin los voluntarios serĂ­a imposible la realizaciĂłn de los Juegos.

Neven Ilic y Jaime Navarro pronunciaron los discursos de cierre. Luego se escuchó el Himno de Panam Sports, mientras eran arriadas las banderas de Panam Sports y del Comité Olímpico Internacional.

En un hecho simbólico, el presidente Gabriel Boric le entregó las banderas a Neven Ilic para que éste, a su vez, las deposite en manos del alcalde de Barranquilla, Jaime Pumarejo, y de la Ministra del Deporte de Colombia, Astrid Rodríguez Cortés representando así el paso de la responsabilidad de los Juegos, de un país a otro. Y se escuchó el Himno Nacional de Colombia, mientras seis cadetes militares izaban la bandera de dicho país.

Luego, se presentĂł el show artĂ­stico de Colombia, una representaciĂłn folclĂłrica con los atuendos mĂĄs caracterĂ­sticos de cada regiĂłn, que concluye con una colorida revista del Carnaval de Barranquilla. La intensidad de la mĂșsica aumentaba, y mientras bailaban, apareciĂł un video que muestra la inmensidad de la cordillera. Una voz que comenzĂł a recitar el poema “Cordillera” de Gabriela Mistral rindiendo asĂ­ un Ășltimo homenaje a la cordillera y la cultura de Chile. La danza culminĂł con un gesto que apagĂł la llama del pebetero, representando el fin de esta versiĂłn de los Juegos Panamericanos.

La fiesta se cerrĂł con mĂșsica. El concierto se iniciĂł con el cantautor chileno Joe Vasconcellos y terminĂł con el toque internacional que le dio el dominicano Prince Royce, al ritmo de la bachata y la mĂșsica tropical. Como no podĂ­a ser de otra manera, el espectĂĄculo finalizĂł como comenzĂł: con fuegos artificiales. Y con la tradicional leyenda de despedida a un Juego y bienvenida a otro. En este caso fue el “Chau, Santiago; hola, Barranquilla”.

   

Fuente y Foto: Prensa del COA.

Deja un comentario