Con doblete de Messi, y otro de Martínez, el seleccionado de Scaloni estiró a 34 los partidos como invictos.

En Miami, Argentina superó a Honduras por 3-0, en un partido amistoso en el marco de la Fecha FIFA, última previa a la Copa Mundial de la FIFA «Qatar 2022».

En un ambiente bien argentino, con miles de fanáticos vestidos de «albiceleste», el vigente campeón de América venció a un rival notoriamente inferior, dedicado a defender desde el primer minuto de juego.

El DT argentino del conjunto centroamericano, Diego Vázquez, dispuso un celoso seguimiento a Messi por parte del mediocampista Héctor Castellanos para controlar daños.

La persecución, al estilo de la célebre que el peruano Luis Reyna ejerció sobre Diego Maradona en 1985, no alcanzó para neutralizar la influencia del astro de París Saint-Germain, quien se generó espacios a puro amague.

Después de algunos avisos con remates de Alejandro «Papu» Gómez y Rodrigo De Paul, Argentina llegó al gol a los 15 minutos con una jugada pacientemente elaborada con una cadena de pases.

Messi retrocedió unos metros para liberarse de su custodio, buscó a «Papu» Gómez con un pase por elevación y Lautaro apareció en posición de 9 para definir de primera a metros del arco.

La apertura del marcador no generó ningún cambio de postura en una selección de Honduras por demás vehemente en la disputa las pelotas divididas. El desarrollo del partido se mantuvo en los parámetros esperables, con un neto dominio argentino en los últimos 35 metros de la cancha.

De Paul, Leandro Paredes, Giovani Lo Celso, «Papu» Gómez y Messi continuaron con un fluído diálogo que conservaba latente la posibilidad de un segundo gol.

Y sucedió al límite del entretiempo tras una agarrón a Lo Celso en el área que el estadounidense Rubiel Vázquez sancionó correctamente como penal. Messi, con la naturalidad emanada de su zurda, dirigió la pelota en sentido contrario al arquero y estableció el 2-0 que presagiaba la goleada.

Con la considerablemente ventaja, el segundo tiempo se transformó en un banco de pruebas para Scaloni, que decidió darle minutos a tres debutantes (Thiago Almada, Enzo Fernández y Nehuén Pérez) y también a Julián Álvarez, Alexis Mac Allister y Ángel Correa.

Aún con la intensa rotación de jugadores, el equipo argentino no perdió calidad en la construcción de juego ni ambición en la búsqueda del tercer gol, que llegó con una genialidad del capitán.

Enzo Fernández recuperó una pelota con presión alta y Messi, perfilado y decidido antes de recibir el balón, definió por encima del arquero para el estallido de todo el estadio.

En un gesto hacia el público, Scaloni mantuvo al 10 argentino hasta el final, dejando abierta la posibilidad de otra genialidad. No hubo espacio para más, pero los argentinos presentes en Miami se dieron por satisfechos y disfrutaron al máximo el paso de arrollador de la «Albiceleste».

Síntesis:

Argentina 3: Gerónimo Rulli; Nahuel Molina, Germán Pezzella, Lisandro Martínez y Nicolás Tagliafico; Rodrigo De Paul, Leandro Paredes y Giovani Lo Celso; Alejandro Gómez; Lionel Messi y Lautaro Martínez.
   Cambios: ET’ Julián Álvarez por Martínez y Thiago Almada por Gómez; 64′ Enzo Fernández por Paredes y Nehuén Pérez por Pezzella; 71′ Alexis Mac Allister por De Paul y Ángel Correa por Lo Celso.
DT: Lionel Scaloni.

Honduras 0: Luis López; Marcelo Santos, Carlos Meléndez, Denil Maldonado y Omar Elvir; Deybi Flores, Héctor Castellanos y Kevin Arriaga; Andy Najar, Romell Quioto y Riboberto Rivas.
   Cambios: ET’ Luis Palma por Rivas; 61′ Edwin Solano por Najar; 75′ Germán Mejía por Arriaga y Joseph Rosales por Castellanos; 81′ Franklin Flores por Elvir y Brian Rochez por Quioto.
DT: Diego Vázquez.

Goles: 15′ Lautaro Martínez (Argentina); 46’+ y 68′ Lionel Messi (Argentina).

Amonestados: Santos y Flores en Honduras.

Árbitro: Rubiel Vázquez (Estados Unidos).
Estadio: «Hard Rock», Miami; Estados Unidos.

     

Fuente: Télam.
Foto: Prensa de la Selección de Argentina.

Deja un comentario